Info Vial - ONG de Seg. Vial

3 Dic 2012

La dolorosa carta de renuncia de Viviam Perrone   


Cansada de las "chicanas del poder", la madre de Kevin Sedano, atropellado en Olivos en mayo de 2002, decidió dejar la presidencia de Madres del Dolor. "Necesito sonreír", dijo.

Viviam Perrone dice que murió hace 10 años, cuando su hijo, Kevin Sedano, fue atropellado por Eduardo Sukiassian en la avenida Libertador, en Olivos. El hombre se dio a la fuga; en cambio, la mujer se convirtió en un ícono en temas viales al encabezar reclamos de justicia por la muerte de Kevin.

Sukiassian fue condenado a tres años de prisión, pero sólo cumplió dos meses de esa condena, ya que fue beneficiado con seis meses de prisión domiciliaria. Luego, quedó en libertad.

El jueves, la mujer decidió dejar su cargo de presidente de Madres del Dolor, la asociación que ella misma fundó para, junto a otras madres, reclamar justicia por los crímenes que les arrebataron a sus hijos, según informa hoy el diario Clarín.

"Hace mucho tiempo que me siento cansada de las chicanas judiciales, políticas y de poder. El jueves, Casación decidió dividir la causa de Kevin, que ya tiene sentencia firme de la Corte Suprema de la Nación", señala.

Y añade: "Unos días antes había ido al Congreso porque la Comisión Penal iba a discutir dos proyectos. Uno era el registro de ADN para violadores y el otro, abandono de personas en siniestros viales. Para los diputados, el primero era 'estigmatizante para el violador' y el segundo, 'coarta la libertad del conductor'. Entonces dije basta".

"La desidia me quebró", afirma.

Consultada acerca de si se dio por vencida, responde que no: "Y tampoco siento que perdí, porque cuando te matan a un hijo ya no te queda nada por perder", explica. "Decidí hacer un paso al costado de la causa de Kevin porque me hartó y me asqueó el sistema judicial, la impunidad judicial que estamos viviendo.

Además, agrega que el ex ministro de Seguridad de la Provincia León Arslanian, en el cargo en el momento de la muerte de Kevin, frenó la causa varias veces y protegió al responsable de la muerte de su hijo. "Tanto es el manoseo que dejo mi cargo en Madres del Dolor", apunta.

Perrone tuvo un pedido para la presidente Cristina Kirchner: que "abra los ojos". "Se lo pedí porque a Cristina la respeto como mandataria, como mujer y como madre. Y porque tengo esperanzas de que nos escuche y nos comprenda. Están las Madres de Plaza de Mayo y nosotras, las de la democracia", explica.

El viernes, las Madres del Dolor resolverán en asamblea una fecha para votar quién ocupa el cargo que Perrone deja vacante.

"Solo dos o tres miembros de la asociación lograron justicia", dice. "Todavía Isabel Yaconis no sabe quién mató a su hija Lucía. Eduardo y Nora, los papás de Marcela Iglesias, aún esperan el juicio".

Sin embargo, también apunta los logros alcanzados: "Que las picadas sean un agravante en casos de siniestros viales, que ya no se diga 'accidente' a algo que puede prevenirse. Que hay más control, más conciencia y que la gente ya no se calla y sale a denunciar".

La mujer le agradece a su hijo por la cantidad de amigos que aparecieron luego de su muerte. "Como las Madres del Dolor, que más que amigas son hermanas. Es un sentimiento contradictorio. Ahora necesito volver a sonreír", dice.

Fuente: Infobae



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed