Noticias - Siniestros

21 Nov 2011

Volcó un micro con argentinos en Uruguay: 40 heridos leves  


Ocurrió ayer a la mañana en un camino en muy mal estado por las fuertes lluvias.

Un micro que transportaba 40 pasajeros, todos argentinos, volcó ayer a la salida del complejo termal de San Nicanor, en el departamento uruguayo de Paysandú. Sus ocupantes resultaron con golpes y traumatismos, por lo que fueron derivados al hospital de Salto, la ciudad más cercana, pero anoche habían recibido el alta médica.
 
El accidente se produjo cerca de las 9.30, a pocos metros de la entrada del complejo termal, donde se había alojado el grupo. “Fue una fatalidad. No hubo una falla mecánica ni del chofer (Miguel Angel Galli, de 30 años). El camino está en general en muy mal estado, y ayer se vio empeorado por lo mucho que llovió la noche anterior. Al parecer el conductor agarró una huella profunda por la que perdió el control y, al llegar a la banquina, volcó como en cámara lenta”, explicó a Clarín John Franco, comisario de la seccional 7°.
 
“Además de la Policía llegó al lugar una dotación de bomberos para ayudar a la pasajera Liliana Albano, de 58 años, que quedó con su brazo atrapado bajo la carrocería del ómnibus. Los demás pudieron salir solos, a través de las ventanillas y del parabrisas delantero, que se rompió”, agregó el comisario. El micro había sido contratado a la empresa Pecadi S.A., de Ciudadela, en Buenos Aires.
 
En cinco ambulancias que llegaron minutos más tarde, y también en otros móviles, trasladaron a los 40 pasajeros y a los dos choferes hacia el hospital de Salto. Allí todos fueron revisados por los médicos de guardia y “a casi todos –según aseguró la subdirectora del hospital, Lidia Filgueiras– se les hicieron placas radiográficas, en algunos casos hasta más de una”.
 
Los cuadros más complicados fueron algunas fracturas y esguinces. La gran mayoría de los pasajeros resultó con golpes y traumatismos leves. A media tarde Filgueiras señaló que todos los accidentados se encontraban bien, con buen estado de ánimo, pero que demorarían un poco más para darlos de alta. “Para que viajasen de vuelta a Buenos Aires en las mejores condiciones”, explicó. Anoche todos ya había dejado el hospital.
 
Santiago Odobez, el cónsul argentino, se presentó poco después del accidente en el hospital. Señaló que el propósito del viaje había sido una especie de retiro espiritual en el Centro Casa Redención, ubicado a unos 5 kilómetros de San Nicanor.

Fuente: clarín.com



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed