Seguridad Vial - Clima Adverso

18 Dic 2012

Conducir con lluvia  


En la nota se describen algunos consejos para evitar tener un siniestro ante esta situación climática tan peligrosa.

Cuando se conduce bajo circunstancias meteorológicas adversas se produce un aumento de la fatiga, ya que la atención a la carretera por el aumento del riesgo, al tránsito, o la baja visibilidad aumentan el estrés y el cansancio, con un aumento del peligro en los tramos finales de nuestro viaje.
 
Realice más descansos de lo habitual (como máximo cada 2 horas o 200 kilómetros).

Para conducir, como consejo general, debe llevar ropa cómoda. No conduzca con abrigos o ropas pesadas, ya que dificultará su movilidad dentro del vehículo y puede restar eficacia al cinturón de seguridad. 

Lleve siempre una temperatura correcta dentro del vehículo, entre 21 y 23 grados, ya que además de evitar que aparezcan síntomas de somnolencia y una disminución de su capacidad de reacción ante cualquier imprevisto, evitará empañamientos que dificulten la visibilidad de la carretera y su entorno. 

En circunstancias adversas, es importante ver y ser vistos en todo momento. Señalice con la suficiente antelación las maniobras, no conduzca de forma agresiva, y anticípese a los posibles errores del resto de conductores o imprevistos que pudieran surgir. 
Recuerde que, en estas circunstancias de mal tiempo, debe:

  • Encender las luces bajas.
  • Utilizar el sistema de ventilación para evitar que se acumule el vaho o que se empañen los vidrios.
  • Conectar el limpiaparabrisas, la luneta trasera y los faros antiniebla cuando sea necesario.
  • Conducir (y sobre todo frenar) con suavidad, señalizando la maniobra con espacio y tiempo suficiente para advertir al resto de vehículos.
  • Adecue la velocidad a la situación de la vía (pavimento, visibilidad...), y aumente la distancia de seguridad.
  • Evite por lo general los adelantamientos. Tenga siempre presente que el comportamiento del resto de usuarios de la vía en condiciones adversas puede resultar impredecible.
  • Si se presenta cualquier incidencia encender rápidamente las luces de emergencia para alertar al resto de los usuarios.
  • También debe evitar los cambios bruscos de velocidad ya que el neumático podría perder agarre. Adapte la velocidad con el fin de pisar el freno lo menos posible y si lo hace siempre con mucha suavidad. Conviene circular utilizando una relación de marchas alta para evitar pérdidas de tracción. Para iniciar la marcha debe hacerlo en segunda, salvo que haya frenado totalmente.
  • Las pastillas de freno pueden perder eficacia con la humedad, por lo que puede comprobar cada cierto tiempo su correcto funcionamiento presionando el pedal con un muy suave toque, siempre cerciorándose antes de que no exista peligro para la circulación.


Fuente: Race.



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed