Noticias - Seguridad Vial

5 Dic 2011

Celulares: en el tope de las distracciones al volante  


Los especialistas advierten que muchos no perciben la peligrosidad. También indican que existe un vacío legal en torno al empleo en el auto de tecnologías como los GPS y pantallas de LCD.

El Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV) informó que el uso de teléfonos celulares es el principal motivo de distracción de los conductores, situación que deriva en accidentes de tránsito. De igual forma, desde la entidad también se informó que los aparatos de GPS también están ganando espacio entre los elementos que más obstaculizan la concentración en el manejo.

Si bien se trata de una problemática de difícil cuantificación en especial a nivel nacional donde aún no hay estadísticas al respecto, lo cierto es que todos los especialistas coinciden en que manipular un celular afecta seriamente la concentración y la capacidad de reacción de los conductores, ocasionando gran cantidad de accidentes automovilísticos.

Eduardo Bertotti, director del ISEV, recordó que “el uso del celular es una infracción de tránsito”. Y se mostró preocupado porque “el aumento de funciones de estos teléfonos genera aún más distracción en los conductores”. Además de hablar sobre el uso indiscriminado del celular, Bertotti recordó que aún hay vacíos legales sobre otras tecnologías que generan los mismos efectos que los teléfonos.

“La actual legislación en materia de tránsito no contempla al GPS u otras pantallas de LCD que pueden distraer tanto como un celular. Hay que entender que la ley va siempre un poco más atrás que la tecnología”, le dijo Bertotti en diálogo con La Unión.

El especialista, además, resaltó la existencia de campañas de concientización tanto públicas como privadas sobre este tema y propuso la implementación de inhibidores para teléfonos celulares y para aparatos de GPS: “ Con estos mecanismos, los artefactos dejan de funcionar cuando el auto está en marcha. Y si uno llama al conductor, el celular le informa que se encuentra manejando”.

La preocupación por el uso de la telefonía celular por parte de los conductores es algo que ya está muy instalado en otros países, como por ejemplo Estados Unidos, donde recientemente la Universidad de Texas realizó un estudio para evaluar el impacto de los mensajes de texto en quienes manejan.

Los investigadores norteamericanos concluyeron que “básicamente enviar o recibir mensajes mientras se conduce duplica el tiempo de reacción de un conductor”. Y agregaron que “eso vuelve al conductor menos capaz de responder a los peligros repentinos de la calle”.

Por su parte, Carlos Gibert, médico psicoanalista, dedicado al tema de accidentes en el Centro de Investigaciones Psicológicas para el Estudio y Prevención de los Accidentes (CIPEA), sostuvo que “el ser humano aunque ha evolucionado mucho en el campo tecnológico sigue siendo a veces un niño, expuesto a la fascinación que genera la tecnología.

Y esa fascinación puede ser altamente peligrosa porque exalta un sentimiento de omnipotencia que lleva al hombre a desconocer sus límites o los de una máquina poniendo en riesgo su vida o la de los otros”.

Si bien fue cauto al momento de referirse a la relación adictiva del sujeto con el teléfono celular, dijo: “Lo que sí es importante es que cualquier persona puede tener ‘momentos’ adictivos que son los que pueden facilitar accidentes”.

Fuente: Diario La Unión



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed