Info Vial - ONG de Seg. Vial

La positiva experiencia del III CISEV  


Finalizó el III CONGRESO IBERO-AMERICANO DE SEGURIDAD VIAL, celebrado en Bogotá, Colombia, del 12 al 16/junio. Se cerró así un capítulo más (aunque en realidad se abrió) de esta lucha denodada de la comunidad iberoamericana por la conquista de un mejoramiento de la seguridad vial, reclamado por gobiernos, O.N.G.s y pueblos de los distintos países, e impulsado por la propuesta de las Naciones Unidas de encarar con toda la fuerza que se merece el "Decenio de la Seguridad Vial 2011-2020".

Las disertaciones

Pero para entender mejor el desarrollo del Congreso, convendría mencionar brevemente que, previa acreditación de los concurrentes en el Hotel AR SALITRE a partir del lunes, comenzó el desarrollo el martes con los discursos de distintas autoridades de los gobiernos de Colombia, del estado de Cundinamarca y del Municipio de Bogotá, a saber: Vice-Ministro de Transporte y Ministra de Salud y Protección Social, Gobernador del estado, y Alcalde mayor de la ciudad anfitriona. A estos, se les agregó el representante del Comandante de la Policía de Tránsito y Transporte de Colombia, el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, la directora de la Corporación Fondo de Prevención Vial, y el presidente del Instituto Vial Iberoamericano (IVIA).

A estas personalidades siguieron la directora de la Dirección General de Tráfico de España, el director ejecutivo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial de Argentina, y representantes de los Gestores Multilaterales, vicepresidente de Infraestructura CAF, jefe de la División de Transporte del BIDl y representante de la Iniciativa de los Bancos Multilaterales.

El Congreso

Merece destacarse que todo el Congreso se realizó de martes a jueves (hubo otras actividades aranceladas el viernes, y un cierre social en Cartagena de Indias el sábado) en el pabellón de CORFERIAS Bogotá, un importante conjunto de edificios dedicado a eventos del que nos ocupa, que se dividió en un muy bien dispuesto gran Auditorio Principal, al que se le agregó otro importante predio en el que se desenvolvió la exposición comercial, junto con dos salones preparados para disertaciones. En ambos salones y en el auditorio se realizaron 3 series de mesas redondas, y conferencias de personalidades destacadas en el accionar de la Seguridad Vial de distintos países, a lo que se agregaban las tres Sesiones de trabajos técnicos, en los que se expusieron trabajos de investigación y/o desarrollo relacionados con Infraestructura, Control y Fiscalización, Atención a Víctimas, Equipos y Vehículos, Cultura Ciudadana, Institucionalidad, Sistemas de Análisis y Evaluación, Movilidad Segura, Vigilancia y Control, y Salud.

Los visitantes

Resulta relevante destacar que se hicieron presentes más de ciento cuarenta y cuatro disertantes representando a todos los países de Iberoamérica, sumándosele profesionales de Estados Unidos, Francia y Suecia.

Como era de esperar, el grupo más importante fue el de España con un 25% de disertantes, y le siguió el del país anfitrión, Colombia con el 15%. La sorpresa consistió en que este segundo puesto en importancia fue compartido con la delegación argentina que también alcanzó el 15% con representantes de Ciudad de Buenos Aires y distintas provincias del interior del país.

Colombia y la Seguridad Vial

Resulta interesante para el lector tomar conocimiento de algunos aspectos de Bogotá en materia vial, ya que esta ciudad capital, representó al extranjero el portal de presentación del país.

Ciudad de contrastes, se pudo apreciar una red de grandes y anchas avenidas, circuladas velozmente por un tráfico incesante. Estas anchas avenidas, que suelen dividirse en 5 franjas albergan al sistema de buses Transmilenio, verdadero orgullo de los colombianos, y envidia de muchas ciudades importantes de Latinoamérica que carecen de esta posibilidad.

Respecto de las 5 franjas de división podemos definirlas en: 1 franja central asiento de las estaciones del sistema de buses, dos franjas laterales para la circulación exclusiva de estos buses articulados generalmente de 2 cuerpos, y separados por obras diferentes obras de infraestructura, 2 franjas más por las que circula el tránsito común y una infinidad de pequeños buses llamados por los bogotanos "busetas", que contrastan en su funcionamiento veloz, caótico y hasta peligroso, con la impecabilidad del Transmilenio.

Un párrafo aparte merece el sistema de Radio-Taxis, ya que circulan velozmente miles y miles de vehículos pequeños de color amarillo, con sus choferes asegurados por sus cinturones de seguridad, pero dónde los pasajeros nunca pueden usar su cinturón por estar las hebillas perdidas debajo de los asientos. Este último detalle, digno de transferir a las autoridades que regulan la seguridad vial de Bogotá, que aún no han tomado cartas en este asunto.

Por el contrario, saliendo de Bogotá, la situación vial se complica, ya que el país tiene gran cantidad de carreteras convencionales entre sierras y montañas bajas (se trata de las cordilleras de los Andes Oriental, Central y Occidental). Dichas cintas asfálticas prácticamente carecen de banquina ancha como Argentina en sus pampas, por lo que prácticamente –en grandes extensiones- no existen vías de escape en caso de despistarse. Y los colombianos, carentes de esa percepción de alta inseguridad, corren velozmente con considerable desacato a las señalizaciones de “No adelantarse” y velocidades máximas, inclusive en horas nocturnas.

Mi experiencia en el III CISEV

En particular, debo decir que mi presentación “De aprender a manejar, a APRENDER A CONDUCIR” despertó mucho interés en la concurrencia, debido a que abordaba un tema que salía de lo meramente técnico, para enfocar una problemática social y en particular al factor humano en el tránsito.

La respuesta del público, luego de la disertación me llevó a la realidad de que presentarse ante tal platea calificada en la temática, convierte al Congreso en la “vidriera ante Iberoamérica” de los temas desarrollados. Muchos asistentes se acercaron a intercambiar comentarios, y propuestas, e interesarse en futuros desarrollos conjuntos del tema.

El III CISEV se convirtió así, como se preveía, en la apertura de una caja de sorpresas con propuestas de mejoramiento que abarcan el Factor humano, la movilidad sustentable, y el Desarrollo de mejores vías de comunicación, entre muchos aspectos más.

La impresión que flotaba en el ambiente de cierre del Congreso, era que en esos días se había trabajado intensamente, naciendo una clara esperanza de lograr una movilidad más segura para las comunidades de Iberoamérica. Y esta esperanza se vio fortalecida, cuando ante una aparente falta de propuestas para continuar con esta tarea bianual, México lanzó, en la persona de su Ministro de Transportes, su programa “IV CISEV en México D.F. 2014”, algo que nos satisfizo a todos los presentes, y nos dejó marcado un rumbo de trabajo para los próximos 2 años, con miras a seguir creciendo y desarrollando este camino de posibilidades.

Ig. Pedro Evdemon. Enviado Especial de "A Rodar" desde Bogotá, Colombia.



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed