Vehiculos - Bicicletas

Circular en bicicleta, una alternativa saludable  


Cada 19 de abril se conmemora el Día Internacional de la Bicicleta, el cual se establece para difundir su utilización y sus beneficios. Como cualquier medio de transporte, la bicicleta requiere ciertos cuidados y medidas de seguridad.

La bicicleta es un medio de transporte con una gran capacidad para interactuar con el entorno, adaptarse tanto a los ritmos de la ciudad como al de zonas rurales, de fácil conducción y escaso mantenimiento, pero que comparte las mismas desventajes que los peatones, los ciclomotores y las motocicletas a la hora de protagonizar un siniestro vial.

El conductor permanece expuesto y sin defensa ante una caída, aumentando las posibilidades de sufrir lesiones severas, incapacidades permanentes o incluso perder la vida. Por lo tanto el compromiso y respeto de las normas de seguridad vial es un compromiso con la vida.
 
Características

La bicicleta es el vehículo de dos ruedas propulsado por el esfuerzo de quien lo utiliza. Existen varios modelos y pueden llegar a tener hasta dos ruedas alineadas. Teniendo en cuenta la relación entre la energía utilizada por la distancia recorrida, la bicicleta es el medio de transporte más económico. Al ser impulsada por el propio conductor, la emisión de contaminantes atmosféricos es nulo, al igual que la contaminación sonora.
 
En ciudades con mucho tránsito puede ser el vehículo más rápido para distancias inferiores a los 5 km. También tiene la ventaja de que para el propietario de una bicicleta su mantenimiento es 35 veces inferior al de un automovil y no consume combustible.
 
Las bicicletas son aptas para las calles, avenidas, senderos o a campo traviesa, aunque también existen en las ciudades lugares  exclusivos de circulación para ellas como las ciclovías o bicisendas, los cuales se presentan físicamente separados de los carriles de circulación normal de automóviles, delimitados por líneas pintadas en las calles.
 
La edad mínima para conducir una bicicleta es de 12 años.
 
Conducción en la ciudad

Las calles y avenidad son los lugares de circulación natural para las bicicletas pero, de todas maneras, se debe conducir con precaución para evitar una caída o un siniestro vial. Por ello es necesario circular por la derecha y ceder el paso a los peatones y ser cuidadosos en cruces, entradas para garage o bocacalles. Asimismo, disminuir siempre la velocidad y constatar que los automovilistas han verificado nuestra presencia.
 
Conducción preventiva

  • Evitar las calles concurridas.
  • Conservar una distancia prudente con los demás vehículos.
  • Cumplir con las señales de tránsito.
  • Circular en el mismo sentido de los otros vehículos.
  • En ruta, mantenerse en el carril correspondiente, lo más cerca de la banquina.
  • Obedecer las indicaciones de los semáforos.
  • Tener la cadena de la bicicleta en buen estado.
  • Comprobar que la cadena, frenos y pedales se encuentren ajustados y aceitados.
  • Verificar la presión de las ruedas.
  • Usar ropa suelta que sea preferentemente de colores claros y calzado que se afirme con seguridad a los pedales. 
  • Circular en forma predecible y defensiva. Evitar conducir en zigzag y fuera del "carril de estacionamiento". Dejar aproximadamente tres pies entre la bicicleta y los autos estacionados de modo que una puerta abierta no obstruya el paso. 
  • Verificar los peligros del camino. Tener cuidado con las superficies húmedas o congeladas, con las áreas con escasa iluminación, alcantarillas ranuradas para tormentas, baches y vías de ferrocarril. Transitar a velocidad apropiada según las condiciones.
  • Ceder siempre el paso a los peatones y la circulación de vehículos antes de entrar o cruzar por un camino.
  • Nunca circule contra el tránsito ya que los motoristas no ven o no esperan ciclistas circulando en el lado equivocado del camino.
  • Cuidado con los perros porque son atraídos por el giro de las llantas y los pies.
 
Requisitos para circular

Para una conducción segura la bicicleta debe contar con:
  • Guardabarros sobre ambas ruedas.
  • Faro que ofrezca buena visibilidad.
  • Espejos retrovisores en ambos lados.
  • Un timbre o bocina que pueda ser escuchado a una distancia suficiente para ser detectado y evitar un siniestro.
  • No llevar a otra persona en la bicicleta, con la excepción del transporte de una carga, o de un niño, ubicados en el portaequipaje o asiento especial cuyo peso no pongan en riesgo la maniobrabilidad y estabilidad del vehículo. 
  • Frenos en condiciones adecuadas de funcionamiento. 
  • Se recomienda en horas nocturas usar ropa clara, luces, señalización y marcas retrorreflectivas.
  • Los ciclistas no deben sostenerse o ser desplazados por otros vehículos. 
  • Se debe observar en las intersecciones antes de entrar o dar vuelta en ellas y ceder paso a las bicicletas cuando sea necesario. Cuando los motoristas cambian de carril, giran o retroceden, deben verificar cuidadosamente la presencia de ciclistas más allás de su campo visual normal.

Fuente:
Manual del Conductor. ANSV.


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player



Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

REDES SOCIALES

Facebook

Twitter

Linkedin


Youtube

Google+

Rss Feed